Boletín nro. 2267 Maratónica jornada de inauguración de obras en corregimientos del norte de Valledupar

Estas obras cuentan con el respaldo de las autoridades indígenas kankuamas, quienes serán muy beneficiados con estas ejecuciones. 

Valledupar, septiembre 30 de 2018. La zona rural de la capital del Cesar revive con el Alcalde Augusto Ramírez Uhía, quien a través de importantes inversiones ha reivindicado los derechos de estas personas, mejorando su calidad de vida y generando desarrollo.
 
En una importante jornada por los corregimientos del norte, el mandatario local inauguró tres obras, inició la materialización de un sueño, dio pie a la formalización laboral e inspeccionó los trabajos en la Plaza de Patillal. 
 
La primera acción afirmativa fue en los corregimientos de Guatapurí y Chemesquemena, donde Ramírez Uhía, invirtió cerca de $435 millones para obras de artes representadas en alcantarillas sencilla y doble, batea, boxculver y muro gavión; lo que permitirá mejorar la movilidad interna y solucionar problemas de aguas lluvias, correntías, pasos de los residentes de un lado a otro y accesibilidad. 
 
Seguidamente, en el corregimiento de Atánquez, los transportadores recibieron la buena noticia de la expedición de la resolución 002415, por medio del cual se formaliza la cooperativa del norte de Valledupar, con lo cual nace un nuevo emprendimiento para bienestar de varias familias. Desde la Estrategia de Desarrollo Económico la administración Valledupar Avanza será brindado acompañamiento y asistencia técnica para que sea una empresa robusta, que salga adelante. 
 
La descentralización de los recursos públicos continuó en La Mina, con la materialización de una promesa de campaña: la despulpadora de frutas y verduras, donde fue puesta la primera piedra para impulsar esta apuesta para la generación de empleo y desarrollo económico. 
 
En esta misma población, fue entregada una obra esperada hace más de 25 años, como es el mejoramiento y adecuación de la estructura de contención y drenaje del puente sobre el río Badillo, con un valor superior a $366 millones de pesos, ejecutado por el consorcio Puente La Mina.
 
Con la despulpadora y el nuevo Mirador de La Mina, se favorece a muchas familias que trabajarían en el procesos de recolección, acopio y procesamiento; y es impulsado el turismo de la región. 
 
El recorrido corregimental finalizó en Patillal, con la inspección de la remodelación de la plaza, una obra que registra un avance representativo, gracias al conpromiso del contratista y su equipo de trabajo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *