La revolución de las obras sigue llegando a las comunas tres y cuatro de Valledupar

Este martes el mandatario local desarrolló el consejo de gobierno en el megacolegio Andrés Escobar, para escuchar a líderes y brindar respaldo ante su situación de seguridad. 

  • La comuna tres ha recibido importantes obras, como son: intervención megacolegio Oswaldo Quintana, CDI Mañanitas de Invierno, construcción de Avenida 27, parque San Martín, redes de Mareigua y pavimentación de la carrera 24 del Nuevo Milenio. En los próximos días arrancan obras de adecuación del área de urgencias Hospital Eduardo Arredondo Daza. 

Valledupar, octubre 17 de 2018. El alcalde Augusto Ramírez Uhía avanza en la revolución de las obras que aporten al desarrollo de la ciudad, a través de la infraestructura de escenarios para el sano esparcimiento. En el parque Villa Haydith fue puesta la primera piedra del que será el nuevo club social y que, generará empleo, dignificación, valorización de las viviendas y calidad de vida. 

Este escenario será construido con el contrato 1044 de 2018, con valor de 9 mil 735 millones 215 mil 695 pesos, que además incluye la intervención de escenarios en Bello Horizonte, Altos de Comfacesar y Mariangola.

Esta área de cesión apadrinada por el artista ‘Poncho’ Zuleta, desolada y olvidada por muchos años, ahora pasará a tener cancha, juegos infantiles, gimnasio biosaludable, senderos peatonales, espacios públicos, cafetería y baños públicos.

Durante esta jornada, la alegría no sólo embargó a los habitantes de barrios como Chiriquí, Mareigua, El Edén y otros del sector; también fue contagiado ese sentimiento a moradores de Villa Míriam y El Progreso, donde horas más tarde, Ramírez Uhía, inauguró 1.2 kilómetros de vías, 6 mil 800 metros cuadrados de pavimento que incluyó la reposición de mil 200 metros lineales de red de alcantarillado en tubería de 8, 4 y 10 pulgadas; sumado a 2 mil metros cuadrados de andenes y sus respectivos bordillos, señalización y jardinería. 

La obra de pavimentación dio vida a la calle 18 entre la avenida ‘ Los Militares’ y la carrera 33, una vía anhelada por muchos años y que beneficia a toda la comuna cuatro, la iglesia, la institución educativa Carlota Uhía, y además permite el desembotellamiento de otras áreas de acceso.

“Cambió la cara en todos los sentidos y aspectos, sobre todo la parte social, y en el transporte porque antes no nos querían traer hasta acá porque estaba destapada la calle y nos dejaban en la avenida. Nos tocaba caminar, pues ahora los taxistas vienen contentos de ver la avenida y la comunidad está comprometida en esta obra”, expresó el padre Sulivan Granados, párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, quien presidió una eucaristía en acción de gracias por la obra materializada. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *